Y aunque muchos pensaban que no le dolió su separación pues siempre lució tranquilo, el confiesa que no fue así. “Obvio estoy súper triste, quién no va a estar triste. Tristísimo. La gente cree que yo estoy muy feliz, pero yo estoy tristísimo. Pero ¿cómo me voy a casar y no estar triste? Uno no se casa, se divorcia y está feliz”, aseguró.

Fue el hijo de Verónica Castro quien, luego de anunciar en mayo por todo lo alto su boda con la violinista, en julio confirmaba los rumores de separación: “Sí fue en la luna de miel, por así decirlo, (terminamos) 28 días después de casarnos, así que realmente es una vergüenza, me avergüenza, sí, pero si así se va a presentar el destino y las cosas, pues yo cumplí, traté de estar bien y ella yo creo que también trató de estar bien, simplemente no se pudo”, dijo entonces.

Después de la repentina noticia, Cristian comenzó a ser visto con algunas ex novias pero hasta ahora no tiene una relación formal con nadie que se sepa.

Fuente: Quién