Los meseros revelaron los peores comportamientos de sus comensales. De seguro eres culpable de la 4 (Fotos)

Estoy segura que eres una persona decente y que jamás serías maleducado con tu mesero. De hecho, lo más probable es que cada vez que salgas a comer le sonrías sin parar, agradezcas todo y hasta apiles los platos al terminar tu comida para que esa persona no tenga que trabajar extra. Además, nunca te vas del local sin dejar una propina justa. Si asentiste a todo lo que te dije, entonces te tengo malas noticias, porque incurriste en uno de los peores comportamientos que pueden tener los clientes. Al menos eso es lo que nos cuenta el Daily Mail a través de Fashion Beans, sitio en el cual varios meseros revelaron los peores comportamientos que tienen que soportar diariamente.

¿Todavía no lo notas? ¡Entonces sigue leyendo!

1. Apilar vasos


Si bien en algunos bares esto no es problema, sí es un poco terrible cuando tu restaurante tiene vasos frágiles o delicados pues al apilarlos aumentas las posibilidades de que se rompan.

2. Pasarles los platos

Los meseros suelen seguir un orden específico al limpiar una mesa por lo que si le pasas un plato o vaso tendrán que recibírtelo incluso si aún no lo querían tomar.

3. Poner cosas sobre las bandejas que llevan

Llevar una bandeja con muchos objetos y lograr equilibrarla de forma correcta es difícil. Si tomas o pones algo de ella es posible que la hagas caer.

4. Apilar los platos

Si bien esto parece ser el máximo gesto de cortesía y solemos creer que de esta forma estamos haciendo más sencillo su trabajo, la verdad es que hay UNA sola forma correcta de apilar platos y si lo haces mal, simplemente estás complicando su trabajo. La forma correcta es de más grande a más pequeño con los platos más grandes en la parte de abajo. No todo el mundo los apila así.

5. Meter las servilletas dentro de los vasos

Puede que creas que apilar la basura en un sólo lugar hace que la limpieza sea más sencilla pero la verdad es que lo único que provocas es que al momento de ser lavados alguien tenga la horrible tarea de meter la mano en ellos para quitar las servilletas húmedas y arrugadas.

6. Sentarse en una mesa que aún no ha sido limpiada

Se supone que uno no debería hacer esto porque sino el mesero tendrá que dejar de atender sus tareas para ir a limpiar la mesa. Si bien esto tiene mucho sentido, no sé qué se supone que uno haga si no hay mesas disponibles (además de esperar afuera y de pie).

7. Olvidar decirles desde un comienzo que dividirás la cuenta

Porque para nadie es fácil sacar la cuenta de un grupo gigante de personas que compartieron un número impar de botellas de vino.

8. Quedarte mucho rato después de haber terminado de comer

En muchos locales no se les permite a los meseros irse hasta que la última persona se haya retirado. Si es tarde y ya comiste hazles un favor y vete a casa. Ellos también quieren irse a la suya.

¿Eres culpable de alguno de estos? ¡Cuéntanos de cuáles!

Post: Nataly Arciniega

Fuente: Upsocl