Y es que existe un antecedente en la actual eliminatoria de Africa en el que un partido entre Sudáfrica y Senegal, en el que el organizador del Mundial 2010 ganó 2-1 gracias a un penal inexistente por una supuesta mano.

La FIFA ordenó hace unos meses que el encuentro se repitiera, situación que podría suceder con el Panamá vs Costa Rica del pasado martes.