Dieta para la colitis ulcerosa

Foto: webconsultas.com

La dieta para la colitis ulcerosa es un modelo de alimentación que tiene como objetivo disminuir los síntomas de esta enfermedad inflamatoria del intestino. Su adopción puede ayudar a controlar los ataques para que no afecten la calidad de vida del paciente.

De hecho, en muchos casos es la mejor opción para calmar la irritación del intestino, ya que reduce la necesidad de utilizar medicamentos. Además, favorece el proceso de regeneración de los tejidos afectados por las úlceras, lo cual minimiza los episodios de dolor.

La colitis ulcerosa es una enfermedad intestinal inflamatoria que se caracteriza por la irritación del revestimiento más profundo del intestino grueso y recto. Viene acompañada con una o varias úlceras en el tubo digestivo, las cuales pueden desencadenar otras complicaciones.

Por lo general, los síntomas no se dan de forma repentina, sino que van apareciendo poco a poco con el paso del tiempo. Si bien se pueden controlar con medicamentos, también es necesario modificar la dieta para evitar molestias severas.

Foto: elhorizonte.mx

Síntomas:

Las manifestaciones clínicas de la colitis ulcerosa pueden variar en cada persona, según la gravedad de la inflamación y la región afectada. En la mayoría de los casos se dan de forma leve o moderada, pero algunos lo desarrollan en un nivel crónico y recurrente.

Los síntomas incluyen:

  • Diarrea, que suele tener sangre o pus
  • Cólicos abdominales severos
  • Dolor en el recto
  • Sangrado rectal
  • Necesidad urgente de defecar
  • Pérdida de peso notoria
  • Sensación de debilidad o fatiga
  • Fiebre moderada
  • Problemas de crecimiento (en el caso de los niños)

Foto: t-online.de

Dieta:

La necesidad de mejorar la dieta para la colitis ulcerosa se debe a los efectos que tiene la nutrición sobre el control de la enfermedad. En primer lugar, contribuye a prevenir deficiencias nutricionales, ya que a veces se presentan problemas por la deshidratación y malabsorción.

Alimentos permitidos:

Los alimentos permitidos en una dieta para la colitis ulcerosa contienen todos los nutrientes que requiere el organismo.

Pescados y carnes:

Para no romper el concepto de dieta balanceada es primordial conocer los pescados y carnes recomendados. La mejor proteína es el pescado blanco; sin embargo, también es seguro ingerir pechuga de pollo, pavo y carne de conejo.

Foto: deliciosasalud.com

Frutas:

El consumo de frutas es muy beneficioso para los pacientes con colitis ulcerosa. Debido a su ligero aporte de fibra dietética, agua y antioxidantes, son ideales para estimular una buena digestión. Asimismo, combaten la irritación y regulan el pH del estómago.

  • Entre las frutas que mejor se toleran se incluyen las manzanas, peras, mangos y plátanos.Otra buena opción es el aguacate, que contiene grasas saludables, vitamina E y ácido fólico.
  • Las que pueden ser mal asimiladas son los higos, albaricoques y cerezas.

Foto: frutas.consumer.es

Grasas saludables:

Los ácidos grasos omega 3 y otros tipos de grasas saludables son imprescindibles en la dieta para la colitis ulcerosa. Su absorción ayuda a la regeneración de los tejidos afectados por las úlceras, produciendo un efecto calmante. Las mejores opciones son:

  • Aceite de coco
  • Frutos secos y semillas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aceite de germen de trigo
  • Mantequilla de maní

Foto: eresdeportista.com

Vegetales:

La mayoría de los vegetales se pueden consumir de forma segura al tener esta condición. Sin embargo, los que más se recomiendan son los que sirven como calmante digestivo: calabaza, patatas, zanahorias o calabacines, entre otros.

Las verduras de color naranja y verde intenso son bastante aconsejables, ya que sus aportes de beta-carotenos contribuyen a la reparación de la mucosa intestinal. También es bueno ingerir col, ya que tiene propiedades cicatrizantes y antiácidas que disminuyen las úlceras.

Foto: mejorconsalud.com

Cereales:

El cereal que mejor se tolera en caso de colitis ulcerosa es el arroz blanco. Es un alimento energético que contiene nutrientes que reparan el revestimiento intestinal. Otras alternativas son la pasta integral, el pan y los copos de maíz.

Los cereales integrales, incluyendo la avena, pueden sentar mal, sobre todo en una crisis; se deben evitar al máximo, al igual que las legumbres y la quinoa.

Foto: vivosano.org

Tomado de: mejorconsalud.com