Cabello liso sin plancha ni secador

Una melena lisa, brillante y cuidada siempre estará de moda. El cabello es una de nuestras principales señas de identidad, y por ello dedicamos tantas horas a su cuidado.

Seguro que en numerosas ocasiones has querido lucir un pelo completamente liso, y para ello has usado aparatos de calor como el secador o la plancha.

Son artículos que acostumbran a dar muy buen resultado, pero, al mismo tiempo, su uso continuado puede dañar, e incluso quemar, el cabello. Aunque sean herramientas de calidad, aplicar diariamente calor al cabello no es para nada recomendable.

Cuando el pelo está quemado o dañado pierde su brillo y su fuerza, se rompe con más facilidad, y no luce sano y radiante. Su textura es áspera, tienden a formarse enredos, y las puntas están abiertas.

Es entonces cuando nos enfrentamos a un dilema: ¿Optamos por alisarnos el cabello empleando estos productos que lo pueden quemar o, de lo contrario, nos conformamos con lo que tenemos?

pelo liso sin plancha

Parece una decisión complicada, pero la solución es más fácil de lo que crees. Existe una gran variedad de productos y trucos caseros para conseguir un pelo liso sin  plancha.

En este artículo te vamos a hablar de algunos de ellos, aunque es importante tener presente que, dependiendo del tipo de pelo, los resultados serán distintos.

¡Aprende todas las técnicas para conseguir un pelo liso sin planchas!Champús, suavizantes o mascarillas. Puedes escoger entre muchos artículos, pero si lo que buscas son productos naturales, una mascarilla casera te encantará.

Mascarillas naturales

Uno de los principales problemas para tratar el cabello es que, en pocas ocasiones, sabemos detectar a tiempo una alteración en nuestro pelo, y cuando nos damos cuenta, el pelo ya está deteriorado y dañado.

Es por esta razón que debemos usar productos que, además de alisar el cabello, le proporcionen nutrición e hidratación, previniendo este tipo de problemas.

pelo liso sin plancha

Uno de los productos que mejor funcionan en este tipo de casos es una mascarilla natural, hecha a base de coco, que no sólo deja el cabello más liso, sino que también ayuda a mejorar la sequedad y las puntas abiertas.

Otro producto del que seguro has oído hablar es el aguacate. Este fruto, además de estar muy rico, es ideal para tratar los cabellos secos y dañados.

pelo liso sin plancha

El modo de empleo de ambos tratamientos es muy sencillo y no conlleva mucho tiempo.

Debes aplicar las mascarillas en el cabello húmedo, y dejar que actúe durante unos veinte minutos.  Pasado ese tiempo, ya puedes lavar el pelo como lo haces normalmente.

¡El cabello luce más suave y brillante!

Alisar el cabello con la técnica del turbante

Este truco es uno de los más usados para conseguir un pelo liso sin plancha y además sano. Y es que, a pesar de que actualmente exista en el mercado una gran variedad de productos que alisan el cabello, debemos recordar que antiguamente no tenían tantos artilugios.

Es por esta razón que las mujeres tenían que encontrar técnicas caseras que les dieran buenos resultados.

pelo liso sin plancha

Consigue tu liso de peluquería paso a paso:

Paso 1: Después de la ducha, y con el pelo húmedo, péinalo hasta que quede completamente desenredado.

Paso 2: Una vez que el cabello quede sin enredos, ya puedes empezar con la técnica. Separa el cabello en mechones y sepáralos, para poder trabajar con más facilidad.

Paso 3: Coge un mechón y empieza a enrollarlo alrededor de la cabeza. Es importante que el cabello quede muy ceñido y regular, sin que esté demasiado apretado, ya que ésta es la clave para que la técnica de resultado.

Ten en cuenta que si se trata de una melena larga, es posible que puedas dar más de una vuelta alrededor de la cabeza. Este paso es mucho más fácil de realizar con la ayuda de un peine.

Paso 4: Para fijar cada mechón y que quede bien sujeto, usa un clip o pinza. Una vez que tengas todo el pelo enrollado alrededor de la cabeza, tendrás la sensación de llevar un turbante, de ahí el nombre de la técnica.

Paso 5: Cubre el cabello con un pañuelo y fíjalo con un nudo o clip. Deja que el cabello se seque.

¡Al cabo de unas horas ya podrás lucir una melena lisa que dejará a todos con la boca abierta!

pelo liso sin plancha

Este es solo un método para alisar el cabello sin planchas ni secadores, pero hay muchos más remedios caseros que te pueden ser de gran ayuda.

Además, tendrás la seguridad de que no estás dañando tu preciada melena.

Otro de los productos naturales que más benefician al cabello y que facilitan el alisado, es la miel. A pesar de que la mayoría la conocemos como un simple alimento, la miel puede convertirse en una de tus mayores aliadas en cosmética. Es un suavizante natural que actúa como acondicionador y permite que tu cabello se alise. Pero además, estimula su crecimiento y le aporta brillo y salud.

miel

Existen una gran multitud de técnicas que pueden seguirse de forma diaria para conseguir un alisado perfecto. Puedes escoger una de ellas… o puedes tratar de combinarlas entre sí e ir probando cuál es la que te va mejor.

Agua fría

Cuando laves tu pelo, opta por hacerlo con agua fría, ayudarás a que se cierren las cutículas, el cabello se alisará y aportarás una dosis extra de brillo. ¡Ojo! No hace falta que estés media hora bajo del chorro de agua fría, basta con unos segundos. No queremos que te resfríes…

ducha fría

Buen peine y cepillo

Hay una amplia oferta de peines y cepillos. Pero para desenredar bien el cabello, te recomendamos hacerlo siempre con un cepillo de cerdas naturales. Y cuando hayas acabado, utiliza un peine de dientes anchos para acabar de desenredarlo a la perfección.

Champús sin sulfato

Opta por aquellos champús que no tengan sulfatos. Aparte de que pueden provocar ardor en los ojos, tu cuero cabelludo se irrita y reseca, llegando a tener esa áspera textura tan horrible. Algo que no queremos si lo que deseamos es una melena lisa, ¿verdad?

Acondicionador sin silicona

La silicona hace que el cabello tenga un aspecto suave y sedoso después de la ducha. Pero no nos engañemos. Con el paso del tiempo impide que el cabello respire ya que dificulta la regeneración de las células capilares. Por supuesto que ayudarán a que el cabello se alise, pero estamos huyendo del calor de las planchas y el secador porque son dañinos, ¿no?

cabello liso

Seca “a toquecitos”

Son muchas las personas que colocan una toalla en su cabeza al acabar su ducha. Cuando quieras quitarla, intenta secar tu cabello de forma suave y dando leves toquecitos. Si lo haces de forma brusca, tu cabello se rompe y se encrespa.

Serum alisadores

Busca un serum que además de proteger tu pelo y ayudarte a que no se rompa, lo alise. Cuando tengas el pelo húmedo, aplícalo sobre las puntas con las yemas de los dedos y termina de arreglarlo con un peine de dientes anchos. También puedes aplicar el serum con el cabello seco si lo tienes muy encrespado.

lavar

Lava el cabello antes de irte a dormir

Si vas a dormir después de la ducha, conseguirás quitar una gran cantidad de volumen y habrás conseguido que el cabello se “aplaste” y, por supuesto, se alise. ¡Eso sí! No vayas a dormir con el cabello mojado o húmedo. Intenta esperar todo el tiempo que tu cabello necesite para que esté totalmente seco. Sino al día siguiente puedes amanecer con una forma indeseada que será completamente imposible de remediar. A no ser que te laves de nuevo el cabello, claro.

Fuente: cazcarra.com