Protege tu columna: cuál es la manera correcta de permanecer de pie, según el yoga

El yoga te puede ayudar a encontrar estabilidad en tu vida: quizá esta sea la razón por la que comenzaste a ir a clase. B. K. S. Iyengar, un reconocido maestro de yoga, explica que practicar yoga sin un objetivo, sin el compromiso mental que requiere, es una mera acrobacia. Las posturas pueden llevarte al estado de paz que estás buscando: solo debes concentrarte. Y el primer paso del compromiso del que habla el maestro es mantener los pies firmes sobre la tierra.

Leah Cullis, instructora de Power Vinyasa Yoga, escribe para Yoga Journal: «estar con los pies en la tierra es muy importante para mí». Si, como ella, eres una persona que se preocupa mucho, o que vive encerrada en su cabeza, la práctica física es esencial para reconectarte con tu cuerpo y vivir en calma.

La conexión con la tierra crea la plataforma del crecimiento, dice Cullis, refiriéndose a la postura de la montaña: Tadasana. La llama «el croquis de todos los asanas». En el yoga, establecer una conexión con la tierra es lo primero que debes hacer, tanto con el cuerpo como con la conciencia, tanto cuando comienzas a practicar yoga como al comienzo de cada clase. Por eso la toma de conciencia inicial es importante: para no tener la mente llena de nuestras preocupaciones mientras realizamos «acrobacias».

Estar de pie de la manera más adecuada nos permite erguirnos desde nuestras raíces, la tierra, en perfecta alineación, para llegar a tocar el cielo con la cabeza. Representa nuestra conexión tanto con la tierra, la realidad material, como con el cielo, nuestra propia espiritualidad.

pies colchoneta matJOSU OZKARITZ VÍA SHUTTERSTOCK

La magia de Tadasana, la postura correcta de pie

Tadasana, también llamada Samasthiti, es la postura de pie que debemos adoptar, no solo en el yoga, sino en cada ámbito de la vida, para mantener la alineación del cuerpo y, por tanto, su salud física. Esta es la importancia de estar perfectamente alineadas: Tom Myers, un fisioterapeuta con más de 40 años de experiencia, y autor del libro Anatomy Trains, escribe para Yoga Journal que es conveniente imaginarse las articulaciones del cuerpo como las bisagras de una puerta. Si estas están en línea, la puerta podrá durar años en el mismo lugar; ahora, si no están correctamente colocadas, no faltará tiempo para que la puerta ceda ante la gravedad y se tuerza.

Esto es lo que sucede con las articulaciones de tus pies y de tus piernas. En la correcta postura de pie, al colocar los pies paralelos entre sí y distribuir el peso del cuerpo en toda la planta, al colocar las rodillas hacia adelante, el resto de las articulaciones se acomodan, especialmente las de la cadera y la columna. Posicionar adecuadamente los pies es el primer paso para que todo tu cuerpo quede alineado en forma correcta, desde las rodillas hasta las vértebras cervicales.

postura de pie yoga

FIZKES VÍA SHUTTERSTOCK

Por eso, Deepak Chopra, autor reconocido experto en medicina alternativa, relaciona este asana con la ley de causa y efecto (una de sus siete leyes espirituales del yoga). La postura nos brinda conciencia sobre cómo estamos paradas, y la ley de causa y efecto también se basa en la conciencia sobre nuestros actos. Es decir, si te pones de pie con los pies en diagonal, esto tendrá un efecto negativo sobre tu columna. Se puede ver claramente esta ley en la postura, porque cada posición que decidamos tomar con la parte inferior del cuerpo se reflejará en la parte superior como consecuencia.

Psicológicamente, este asana puede lograr sorprendentes efectos. Una vez te plantes con decisión y camines con la espalda derecha durante todo el día, te será más fácil elegir un camino que te ayude a encontrar un soporte seguro en tu vida. Podrás despedirte de la sensación de inseguridad, en la pareja, en el trabajo o sobre lo que estás estudiando.

Cómo construir la postura y alinear el cuerpo

yoga postura de pieLIGHTFIELD STUDIOS VÍA SHUTTERSTOCK

Esta postura es la primera que se debe perfeccionar, según el yoga de Iyengar. Al conquistar esta postura, se abre la puerta para lograr cualquier otra. Pero, a pesar de que se ve sencilla desde afuera, no es tarea fácil.

  1. Colócate de pie con los pies separados el ancho de tus caderas, paralelos entre sí. El ancho de las caderas se mide por la separación de los huesos coxales. Tus pies, entonces, deben quedar en la misma línea vertical que estos huesos.
  2. Destraba las rodillas, pero tampoco las flexiones. Las rodillas deben quedar apuntando hacia adelante.
  3. Haz un ligero giro con la cadera, hacia adelante, como si trataras de aplanar la curvatura lumbar (sin embargo, no la aplanes del todo, ya que una ligera curva es sana para la columna).
  4. Gira los hombros y déjalos lo más atrás que puedas, abriendo el pecho. Sin embargo, no empujes todas las costillas hacia afuera. La zona abdominal debe quedar con una leve tensión, y las últimas dos hileras de costillas deben permanecer en su lugar.
  5. Lleva el mentón levemente hacia atrás. Al igual que con la cadera, no exageres este movimiento, ya que la curvatura cervical es importante.
  6. Equilibra el peso de tu cuerpo en toda la planta de tus pies: no debe estar sobre los talones ni sobre los metatarsos.
  7. A pesar de que tradicionalmente esta postura lleva los brazos arriba, déjalos sueltos a los costados del cuerpo, para estar más relajada en el asana.
yoga postura de pie KOLDUNOV VÍA SHUTTERSTOCK

Es normal que la postura se vaya desarmando con cada respiración, por lo que debes estar atenta a cada detalle y corregirla en todo momento. Si bien la alineación perfecta es el objetivo, hay personas que, debido a problemas de columna o en los pies, no pueden alcanzar esto; nunca hay que forzar la alineación. En estos casos, debe corregirse con atención médica además de hacer yoga.

Tomado de: Vix.com