Remedios caseros para combatir la flacidez facial

Foto: hedonai.com

Tener un rostro joven y firme es el resultado de una amplia variedad de hábitos y secretos de belleza que permiten mantener la nutrición y buen estado de la piel. Por el contrario, la flacidez facial es un problema estético que, además de provocar arrugas tempranas, refleja una posible deficiencia nutricional y la falta de precaución ante los efectos nocivos del sol y las toxinas del ambiente.

El fotoenvejecimiento y el tabaquismo son las causas más frecuentes de flacidez facial, ya que el exceso de radiación solar y la mala oxigenación pulmonar por el tabaco aceleran la oxidación celular, produce deshidratación, aumenta la destrucción de las fibras de colágeno y elastina.

Otros factores que ayudan a su aparición son una dieta baja en proteínas, consumo de tabaco, predisposición genética, fármacos, pérdidas de peso aceleradas y la vida sedentaria.

Foto: econsejos.com

Pepino:

El pepino está compuesto en más de un 90% por agua y sustancias antioxidantes protectoras. Por lo cual, la  aplicación sobre la piel tiene un efecto refrescante y rejuvenecedor que previene las arrugas prematuras. También actúa como un reconstituyente natural, idóneo para tonificar la piel flácida y deteriorada. Además, reduce el exceso de grasa y las células muertas.

Ingredientes:

  • ½ pepino fresco
  • 1 cucharada de crema agria (10 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Tritura la mitad de un pepino fresco y exprime su jugo a través de un colador.
  • Mézclalo con la cucharada de crema agria y forma una pasta espesa.
  • Extiende el producto sobre el rostro y, si lo deseas, también en el cuello y escote.
  • Déjalo actuar 15 minutos y enjuaga con agua templada.
  • Repítelo dos o tres veces a la semana.

Foto: cocinayvino.com

Clara de huevo:

Los beneficios de la clara de huevo para la piel se han aprovechado desde la antigüedad como parte de las rutinas de belleza. Gracias a su contenido de aminoácidos, vitaminas y minerales, es un ingrediente natural que sirve para cuidar, regenerar y embellecer.

Ingredientes:

  • 2 claras de huevo
  • 1 cucharada de yogur natural (15 g)

¿Cómo prepararla?

  • Bate las claras de huevo y combínalas con una cucharada de yogur natural.
  • Limpia las áreas que deseas tratar y extiende el producto en una fina capa.
  • Déjalo secar durante 30 minutos y enjuaga.
  • Úsala tres veces a la semana.

Foto: lavanguardia.com

Agua de rosas:

El agua de rosas es un tónico natural que disminuye la flacidez facial y otros problemas estéticos como los puntos negros, el exceso de sebo o la acumulación de células muertas.

Ingredientes:

  • ¼ de taza de agua de rosas (62 ml)
  • 1 cucharadita de jugo de limón (5 ml)
  • 1 cucharada de agua de hamamelis (10 ml)

¿Cómo prepararla?

  • Combina todos los ingredientes en un frasquito con tapa y agítalos para que queden bien integrados.
  • Sumerge un algodón en el producto y aplícalo sobre el rostro y el escote todas las noches.
  • Repite su aplicación todos los días como parte de la rutina de belleza.

Foto: ellahoy.es

Aloe vera:

El gel que contiene el aloe vera es uno de los ingredientes por excelencia para tensar la piel floja y deshidratada. Su significativo aporte de ácido málico frena el envejecimiento prematuro y disminuye pequeñas imperfecciones como las manchas, cicatrices y arrugas.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de gel de aloe vera (15 g)
  • 1/2 cucharada de aceite de coco (15 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

¿Cómo prepararla?

  • Agrega el gel de aloe vera en un bol y mézclalo con el aceite de coco y la cucharada de miel de abejas.
  • Tras obtener una pasta homogénea, aplícala sobre el rostro y déjala actuar 20 minutos.
  • Enjuaga con agua fría y repite su aplicación cada dos días.

Foto: : healthline.com

Miel:

La miel de abejas puras es un poderoso hidratante natural que beneficia tanto las pieles secas como las que sufren de exceso de producción de sebo. Gracias a su alto contenido de antioxidantes, vitaminas y minerales hacen que sea una de las mejores aliadas para combatir la flacidez y las arrugas prematuras.

Ingredientes

  • 8 cucharaditas de miel de abejas (60 g)
  • El jugo de ¼ de limón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)

¿Cómo prepararla?

  • Agrega la miel de abejas en un bol y mézclala con el jugo de limón fresco y las cucharadas de aceite de oliva.
  • Extiende el producto por todo el rostro, déjalo secar y enjuaga con abundante agua tibia.
  • Repite el tratamiento todas las noches, mínimo durante dos semanas.

Foto: laopinion.com

Tomado de: laopinion.com