Claves para reducir el sobrepeso con la dieta

Foto: sarajimenezh.com

Reducir el sobrepeso con la dieta no es imposible, tan sólo debes saber cuáles son las claves que te permiten bajar de peso. Aunque no lo creas, realizar algunos cambios en tus hábitos alimentarios puede ser lo que necesitas para alcanzar tu peso saludable.

Lo primero que debes hacer es corroborar que cuentas con sobrepeso. Para ello, es importante que realices tu índice de masa corporal. El mismo se calcula dividiendo el peso en kg por la estatura al cuadrado [(peso en kg. / (estatura x estatura)].

Veamos a continuación la tabla de informaciones de la masa de índice corporal:

  • Menor de 18,4 = peso inferior al normal
  • Entre 18,5 y 24,9 = peso normal
  • Entre 25 y 29,9 = sobrepeso
  • Superior a 30 = obesidad

Calcula tu índice de masa corporal y si tienes sobrepeso, no te pierdas las claves para modificar tus hábitos alimenticios que te presentaremos a continuación para que puedas reducir el sobrepeso con la dieta.

Foto: cuidateplus.marca.com

Consejos para modificar tu dieta:

Algunos leves cambios en tu dieta pueden ser todo lo que necesitas para lograr perder esos kilos de más y recuperar la figura que siempre soñaste.

Escoge cortes magros de carne:

Al comprar y consumir cortes magros, te aseguras de reducir la ingesta de grasas. Esto es beneficioso no sólo a nivel del peso, sino también para cuidar tu salud cardiovascular. ¿Otro consejo? Retira la grasa visible antes de la cocción.

Foto: cualesel.net

Evita comer alimentos ricos en grasas saturadas:

Los embutidos y el bacon nos encantan a casi todos. Son sabrosos ¡pero también ricos en grasas saturadas! Sabemos que evitarlos indefinidamente es sumamente difícil. Por eso, te recomendamos consumirlos de manera esporádica y moderada.

Las aves, mejor sin piel:

¿Eres una de esas personas que disfruta comiendo la piel del pollo? Pues ha llegado el momento de dejar este hábito de lado. Retira la piel para evitar consumir grasas saturadas que lo único que te aportan ¡es un exceso de calorías!

Foto: okdiario.com

Consume pescado 3 veces a la semana:

Reemplaza alguna de tus comidas basadas en carnes rojas por pescado. De esta manera, aumentarás tu aporte de ácidos grasos Omega 3 que son muy beneficiosos para el organismo y disminuirás el consumo de grasas y calorías.

Foto: elconfidencial.com

Elige lácteos desnatados:

Los nutricionistas aconsejan consumir entre 2 y 3 raciones diarias de lácteos para asegurar la dosis recomendada de calcio. Lo mejor es optar por yogures y leche desnatados para disminuir la ingesta de grasas.

Quesos ¡mejor magros!:

¿A quién no le gustan los quesos sabrosos? El problema es que suelen contar con un nivel de grasa muy superior. Si estás intentando perder peso, escoge quesos magros como la ricota, la mozzarella, el queso feta o el fresco. Por supuesto, puedes comer quesos grasos de manera moderada y esporádica.

Incluye huevos en tu dieta:

En el pasado, los huevos tenían mala fama porque se creía que aumentaban el colesterol malo. En la actualidad, se ha comprobado que el huevo aporta proteína de alto valor biológico y se recomienda consumirlo varias veces por semana, siempre optando por sus variedades cocidas o pasadas por agua.

Foto: cuidateplus.marca.com

 Come cereales, legumbres y tubérculos cada día:

Estos alimentos deben incluirse en las dietas para bajar de peso, ya que aportan principalmente hidratos de carbono complejos. Dicho componente ayuda a restringir el apetito al brindar una sensación de saciedad más duradera. Si es posible, escoge las variedades integrales por un mayor aporte de fibra que te ayudará a evitar el estreñimiento.

Dile adiós a la bollería y dulces:

Las tartas, croissants y dulces no aportan nutrientes a tu organismo. Son unos de los principales alimentos a limitar para reducir el sobrepeso con la dieta y, por este motivo, se encuentran en la punta superior de la pirámide alimentaria. Opta en su lugar por comer pan con frutas.

Foto: contigosalud.com

Agua como bebida de preferencia:

Sabías que los refrescos y bebidas azucaradas lo único que aportan al organismo son calorías vacías? Como lees, al beber un refresco no sacías tu apetito ¡aunque estés ingiriendo calorías!

Tomado de: mejorconsalud.com