Sí pasa en la vida real: 4 historias de bebés intercambiados al nacer que dejaron en shock al mundo

Las historias de bebés intercambiados al nacer no solo pasan en las películas, también en la vida real. Alrededor del mundo hay cientos de registros de bebés que han sido cambiados al nacer, en la mayoría de los casos no se enteran sino hasta muchos años después.

Cuando los miembros de la familia se enteran del error es difícil tomar una decisión, ¿buscar al hijo biológico o quedarse con quien siempre pensaron que era de su sangre?

Estos son 4 casos de bebés intercambiados al nacer que conmocionaron al mundo entero:

 

Mateo y Liam

Imagen ilustrativa: iStock

En 2016, en Arequipa, Perú, una prueba de paternidad reveló un extraño caso de intercambio de bebés. De acuerdo con información de la BBC, Maribel y su esposo se realizaron una prueba de paternidad, pues el sujeto dudaba de quién era el verdadero padre del menor, si él o el ex de la mujer.

Para sorpresa de ambos, resultó que ninguno de los dos tenía el mismo ADN del menor, pues había sido intercambiado en el hospital.

Tras semanas de búsqueda se encontró que Mateo había sido intercambiado por un bebé llamado Liam.

Los pequeños fueron restituidos a sus familias, pero no fue un proceso fácil pues cada familia ya se había encariñado con los bebés que pensaban que eran suyos.

Medio siglo separadas

Imagen ilustrativa: iStock

En 1953 nacieron dos bebés en el hospital Pioneer Memorial en Heppner, Oregon:DeeAnn Angell y Kay Rene Reed.

Cuando Marjorie Angell, supuesta mamá de DeeAnn la cargó por primera vez insistió a las enfermeras que le habían dado un bebé que no era el suyo, pero ellas la convencieron de que ese bebé era el suyo y no pasó a más.

Medio siglo después, el hermano de Kay Rene recibió la llamada de una mujer mayor que decía tener un gran secreto.

La mujer de 86 años dijo que las niñas habían sido cambiadas en el hospital y que había esperado a que murieran los cuatro padres para confesar lo que hizo.

Finalmente DeeAnn y Kay Rene se conocieron y ahora mantienen una buena amistad, aunque ambas admiten que les habría gustado conocer a sus padres.

Tres meses de angustia

Imagen ilustrativa: iStock

Mercedes Casanellas y su esposo Richard Cushworth, originarios de El Salvador, se convirtieron en padres en 2015, sin embargo, siempre dudaron sobre si el bebé que les habían entregado realmente era su hijo biológico.

Tras una prueba de ADN se confirmó que el menor no llevaba su misma sangre. De inmediato, los padres buscaron al médico que atendió el parto y denunciaron el caso ante las autoridades. Tres meses después médico fue detenido, sin embargo, nunca se supo por qué realizó el intercambio.

Finalmente, en una audiencia privada los bebés fueron entregados a sus verdaderos padres.

Conocieron a sus hijas biológicas, pero no hicieron el cambio

Foto ilustrativa: iStock

En 1994, Sophie Serrano y otra mujer cuya identidad permanece en el anonimato, dieron a luz en una clínica en Cannes. Las recién nacidas fueron llevadas a la zona de incubadoras, pero antes de ser devueltas a sus padres fueron intercambiadas.

El esposo de Sophie pidió que se realizara la prueba de paternidad pues no se parecía físicamente a él y resultó tal y como lo sospechaba no era su hija, tras una prueba de ADN se confirmó que Sophie tampoco era la mamá.

Se supo que la enfermera, quien padecía alcoholismo, las intercambió. Diez años después las familias conocieron a sus hijas biológicas, pero decidieron no realizar el cambio.

Tomado de: Actitudfem