Lesiones de las pesas en mujeres

El tronco es la zona que más lesiones sufre en el cuerpo de las mujeres que realizan pesas, seguida de los pies y brazos, indica una investigación. Pero no son los únicos daños que ellas pueden padecer.

De acuerdo con el estudio del Sports Medicine Biodynamics Center and Human Performance Laboratory, las participantes femeninas presentaron lesiones en 27.4% en el tronco, 26.5% en los pies, 17.2% en brazos y 16.3% en manos.

Las lesiones provocados por el levantamiento de pesas generalmente derivan de una mala realización o del exceso de ejercicio. Conoce algunos de los más frecuentes.

 Lesiones de hombros

El manguito rotador es uno de los primeros músculos que suelen inflamarse, desgarrarse o “pellizcarse”, lo que impide el movimiento de toda la zona, revela Antonio Barbosa, especialista en medicina del deporte.

 Destrucción del tejido muscular

La carga y el exceso pueden destruir el tejido muscular, sobre todo si no se está acostumbrada al ejercicio duro, indica Alfredo Polanco, nefrólogo integrante de la Sociedad Dominicana de Nefrología.

Avería de los riñones

Cuando el músculo esquelético sufre algún daño, provocado por un mal levantamiento de pesas, libera mioglobina en la sangre que debe ser eliminada por los riñones, pero en grandes cantidades esta sustancia puede afectar su buen funcionamiento.

 Lesiones en las piernas y pies

Muchas mujeres no consideran que la manera en la que deben levantar las pesas tiene que ser más “suave”, debido a que tienen caderas más anchas que los hombres. Por ello el peso suele recaer más en sus piernas y pies, lo que les provoca desgarres y otras lesiones.

 Sobrecarga en la espalda

Sufrir espondilólisis, un tipo de fractura por sobrecarga en la espalda, es uno de los daños que puede causar el levantamiento de pesas, sobre todo en las personas de mediana edad y las mujeres.

 Daño a la columna vertebral

Las pesas pueden poner mucha tensión sobre tu columna vertebral, sobre todo si ya no eres tan joven, debido a que los discos de esta zona suelen secarse y volverse más delgados con la edad, afirma el National Institutes of Health (NIH).

Torceduras

La rigidez de los músculos cuando están fríos causa torceduras, por ello es indispensable realizar un calentamiento previo que aumente la circulación de la sangre y mejore el rango de movimiento, asegura Morey Kolber, profesor de terapia física de la Nova Southeastern University.

Lesiones en glúteos

Muchas mujeres tienen desequilibrio de fuerza, que son a veces resultado del estilo de vida. Por ejemplo, pasar mucho tiempo sentadas tensa y debilita los flexores de la cadera, mientras que los glúteos se hacen inactivos; así al levantar  pesas son músculos que suelen sufrir.

  Tendinitis

Las mujeres suelen pensar que más es mejor: más repeticiones, más peso, más juegos. Pero al aumentar cualquiera a gran velocidad el cuerpo sufre más riesgo de sufrir roturas de ligamentos y tendinitis, afirma Joan Pagano, autor de “Strength Training for Women”.

 Esguinces y cepas

Los primeros implican ligamentos estirados o desgarres en la parte posterior. Mientras que las cepas afectan los músculos desgarrados o los tendones. En ambos casos el dolor, la hinchazón y la dificultad para moverse son síntomas comunes.

Realizar levantamiento de pesas de manera adecuada implica ejecutar calentamiento previo durante 15 minutos. Así como tener la postura correcta, que implica una posición recta de la espalda, equilibrar el peso entre ambas piernas o brazos y contraer las abdominales.

Fuente: salud180